Grandes duplas vol.2

Bernardo Redín Valverde y Carlos Alberto Valderrama Palacio

Redín es dos años menor que Valderrama, pero el fútbol les dio la oportunidad de conocerse en 1980 en el proceso de la Selección Colombia Juvenil. Luego fueron compañeros, amigos y hermanos en un gran equipo, el Deportivo Cali del entrenador yugoslavo Vladimir Popovic y también en la Selección Colombia de Mayores, con especial recuerdo en el Mundial de 1990.

Bernardo debutó como profesional con el Cali en 1981 luego de hacer allí mismo las divisiones menores. Carlos Alberto llegó al club verdiblanco en 1985 luego de jugar con Unión Magdalena y Millonarios, su debut fue el 24 de febrero del mismo año en El Campín enfrentando a Santa Fe. Muy diferentes en sus formas y manejos, afines en la calidad y el talento. ‘El Pibe’ era el calentón, extrovertido y dicharachero, Redín aportaba pausa, tranquilidad y silencio. Pero juntos… comunicación fluida, buen fútbol, paredes, gambetas y goles.

En Deportivo Cali enamoraron a los hinchas propios y a los de todo el fútbol colombiano entre 1985 y 1986. “Nosotros jugábamos como el Barcelona, tanto es así que todavía la gente se acuerda de ese equipo. La gente en Colombia no olvida ese fútbol del Deportivo Cali. Faltó el título pero nos quedamos con el reconocimiento de la gente, que es lo importante y lo más bacano”, dijo El Pibe en el 2011. Redín se fue un poco más atrás: “Yo lo asimilo con la selección Holanda del 74 y 78, ese equipo que era la revolución del momento, jugaba muy bien, pero lastimosamente no pudo quedar campeón”. Cracks, sin más ni menos.

Franchino Baresi y Paolo Cesare Maldini

Si hablamos de fútbol italiano hablamos de “catenaccio”, la conceptualización de una idea que empezó a usar en la década del 60 el periodista Gianni Brera para referirse al sólido rendimiento defensivo del Inter de Nereo Rocco. Y si hablamos de rendimiento defensivo, hablamos de Baresi y Maldini, la dupla defensiva más importantes en la historia del AC Milan y si se quiere, de la liga italiana.

Comenzaron a jugar juntos en 1985 cuando debutó Paolo, Franco había llegado al primer equipo del Milan ocho años antes. Una leyenda hizo otra leyenda: “Baresi me influyó mucho. Me sirvió de ejemplo, no sólo porque jugaba en una posición similar a la mía, sino también por cómo llevó ser capitán en un vestuario lleno de futbolistas con mucho carácter”. Paolo siendo central o marcador de punta se proyectó en Franco y así creció. Junto a Tassoti y Costacurta hicieron una línea de cuatro mítica que además ganó dos Champions League consecutivas: en 1989 frente a Steua Buscarest y en 1990 frente a Benfica.

El trabajo y la repetición. Sacchi los hacía entrenar hasta 7 horas diarias y los convirtió en los reyes del fuera de juego, salían a presionar ante la orden de Baresi y causaban hasta 15 y 20 fueras de lugar por partido.

En la Selección Italia también se encontraron. Hicieron parte de los planteles de la Azurra siendo locales en 1990 y en Estados Unidos 1994 donde fueron subcampeones. En 1997 llegó el retiro de Baresi y quien recibió la cinta del AC Milan fue Paolo. Hoy, se extrañan. Liderazgo y calidad incomparables, nadie a su nivel, hasta el punto de que sus números, el seis (6) y el tres (3), salieron de circulación en el equipo rossonero.

Faustino Hernán Asprilla y Alan Shearer

Un colombiano y un inglés, un foráneo destacado y una estrella nacional. El futbolista nacido en Tuluá llegaba al Newcastle United FC en 1996 luego de figurar con el Parma de Italia y el delantero inglés llegaba al club de su ciudad, del cual es hincha, luego de ser figura, goleador y campeón de la Premier League con el Blackburn Rovers y de rechazar al todopoderoso Manchester United.

No fue una dupla histórica reconocida por los títulos, pero disfrutamos a Faustino con las urracas y le agradecemos por enlazarnos afectivamente con un goleador de época, un delantero realmente admirable que alcanzó la gran cifra de 260 goles en la Premier League y un total de 163 anotaciones con el Newcastle. El colombiano alcanzó 26 goles en 96 partidos y un inolvidable triplete ante el Barcelona de Louis van Gaal.

Jugaron y conectaron. Picante latino y practicidad europea en una gran dupla noventera. “Era un tipo loco, pero encantador”. Firma Alan.

@tiagoaristi
#EBdT
#FútbolEscrito
#GrandesDuplas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *