Sobre promesas | Agustín Cano Lotero

Talento antioqueño por explotar en el fútbol profesional. Capacidad individual al servicio de un equipo.

Hoy hablamos de Agustín Cano Lotero, futbolista de Atlético Nacional que ha avanzado de gran manera en su proceso formativo hasta ganarse un lugar en el plantel profesional que trabaja bajo las órdenes de Juan Carlos Osorio.

Nació en Medellín el 8 de junio del 2001, hijo de don Álvaro Cano y doña Lina María Lotero, criado en el municipio de La Estrella, más exactamente en el barrio Camilo Torres. Vivió durante toda su infancia y adolescencia con sus padres, pero en 2019 tuvo que afrontar el reto de la independencia ya que su padre fue trasladado por razones de trabajo a Zipaquirá y su madre se fue con él.

Agustín comenzó jugando en la Escuela La Estrella y en 2013 llegó al verde de Antioquia: sin conocidos ni recomendaciones, llegó, se probó y quedó, como él mismo lo relata. “Todo ha sido muy bueno aunque he tenido dificultades, como en todo, pero he sabido sobreponerme. Muchas de las cualidades que tengo hoy, han sido adquiridas gracias a ese gran proceso que he tenido en Nacional”.

Volante, de perfil zurdo, muy buena técnica, inteligencia de juego y visión. En sus inicios jugó como extremo pero hoy lo que más disfruta es el armado, el pase, la pausa y el ida y vuelta por los carriles centrales, un interior de proyección.

Con Atlético Nacional dominó los Torneos Departamentales de la Liga Antioqueña de Fútbol, siendo campeón de las categorías Sub 13, Sub 14, Sub 15, Sub 16, Sub 17 y Primera A. Fácil recordar esa buena camada de la que también hacían parte el arquero Sebastián Guerra, el volante Felix Charrupí y el delantero Andrés Felipe Guzmán. Estas presentaciones llevaron a Agustín a hacer parte de la Selección Antioquia Juvenil y a ganar los dos Torneos Nacionales de DIFÚTBOL que disputó (2018 y 2019).

Se define como un jugador con buena técnica, despliegue físico, pase y buen posicionamiento, características que lo han llevado a codearse con los grandes durante varios meses, icluyendo la pretemporada del 2020, aunque no viajó a EEUU para la Florida Cup.

Sobre su experiencia con el plantel profesional: “Me he sentido muy bien, te acojen cómo si llevarás mucho rato con ellos. La calidad y la exigencia desde lo más mínimo, es lo que más me gusta, por qué es lo que me hace querer mejorar”.

Con trabajo y persistencia se ha ganado un espacio, ahora solo necesita una oportunidad para demostrar y surgir. Agustín Cano es una promesa, y seguramente no se va a quedar ahí.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *