“Salir del Medellín duele. Es una cicatriz que va a quedar ahí por siempre” David González

“Yo quiero que cuando la gente piense en el Medellín, piense en David González. Yo no me quiero ir de aquí nunca, contrario a lo que se ha dicho de que este era mi último partido. Si llega a ser ese mi último partido no es por decisión de David González sino por decisiones de otras personas. Ojalá yo pueda estar aquí porque no sé, en realidad no sé qué hacer si no tengo al Medellín”

David González Giraldo. Noviembre 6 de 2019 en el gramado del Atanasio Girardot. DIM Campeón de Copa Águila.

La vida y el fútbol, se hacen de decisiones. El sí y el no, nos forman día a día. Esta vez llegó el no para uno de los más grandes, o el más grande referente de la historia del Deportivo Independiente Medellín, y el no se lo entregó su propio equipo. No es un pecado, ni un atropello, sí una decisión bastante debatible y con argumentos que no se quisieron dar a conocer.

37 años, hincha del club, 4 títulos que lo hacen el más ganador de su historia. La dirigencia del equipo decidió no renovar su contrato, le quitaron la camiseta pero no los guantes, porque David quiere seguir jugando.

Así transcurrió, con buenos conceptos, enseñanzas y mucha emotividad, la rueda de prensa en la que abrió su mente y un poco de su corazón para despedirse ante los miles de hinchas a través de los medios de comunicación. Directo y transparente, pero con la altura y el respeto que siempre lo han caracterizado.

Noviembre 22 de 2019. Hotel Dann Carlton.

Pregunta inicial. ¿Por qué sale del Independiente Medellín?

“La respuesta es simple. Todo lo que manifesté desde el día de la final de la Copa cuando se me preguntó si era cierto que era mi último partido y terminé siendo yo casi que uno de los últimos en enterarme de lo que al final ya había sido una decisión tomada. Yo siempre he querido estar en este equipo, siempre quise estar, siempre mi idea fue retirarme acá, poder jugar hasta que las piernas no me dieran más; pero no es así y no pasa nada. Esto es fútbol, en muchos equipos por los que he pasado he vivido una situación similar a esta y ya está. Quiero seguir jugando y seguiré adelante pero la decisión fue netamente institucional”.

¿Por qué Aldo Bobabilla no le dio el respaldo para que continúe?

“No puedo yo salir a tratar de echarle la culpa de algo a Aldo. Si Aldo hizo algo fue que supo cómo recuperar al grupo y levantarlo anímicamente para levantar un título. Con Aldo hablé en los días previos a que se me comunicara la decisión del club y le creo enormemente, la respuesta que él me dio era que él me había respaldado y me había pedido, que había pasado una lista de los jugadores que él quería que continuaran en la institución y yo era definitivamente uno de esos, pero que él no era quien tomaba la decisión y es entendible, en una compañía la decisión la toman los que la tienen que tomar y en este caso fue una decisión tomada. Vuelvo y repito, creo que la decisión estaba tomada no hace una semana ni hace dos, sino hace tres o cuatro meses y simplemente nunca se comunicó”.

Preguntamos desde este lado sobre su futuro, sobre su deseo de seguir jugando y sobre todo en comparación al momento del título de Copa cuando nos expresó que no sabría qué hacer sin el Medellín.

“Si algo sostuve desde que empezó todo este tema era que David González quería seguir jugando. Yo tengo un proyecto de vida el cual contiene todavía un par de años más como jugador activo, me he venido preparando como entrenador desde hace tres o cuatro años, es otro de mis sueños, me desvela ser entrenador, me pica, lo quiero hacer… casi que si me dijeran hoy, lo haría hoy… pero todavía es más fuerte las ganas de jugar. Quiero seguir jugando y siempre dije que si no era aquí pues sería en algún otro lado, obviamente yo quería estar acá por lo que significa el club, por lo que he vivido yo en este club y por otras razones: porque es mi ciudad, porque estoy acomodado con mi familia acá, porque mis hijos están en un colegio donde esta semana que les dimos la noticia lo que hicieron fue llorar y pensar en los amiguitos, entonces eso cuesta. Pero al final hay que seguir con ese plan de vida que tengo, que quiero desarrollar y lastimosamente ese empalme de jugador a entrenador que quiero hacer en un club donde todavía esté activo pues no va a ser acá y a lo mejor terminaré dirigiendo otro equipo que no va a ser el Medellín, que era mi sueño, pero los sueños caen y otros nacen y a lo mejor hasta mejores sueños vendrán, ya miraremos a ver qué pasa”.

¿Lo llamaron de otros clubes?

“Es muy temprano todavía para decir eso pero no puedo negar que he recibido llamadas de otros equipos”.

Insistiendo sobre el tema de su futuro y las posibles ofertas, entre ellas de Estados Unidos y Rionegro Águilas

“Obviamente yo sé que a la edad que tengo, lo que más me seduzca en algún momento lo voy a tener que agarrar rápido porque ya no tengo 25 años. Lo de la MLS fue y sigue siendo un rumor, a no ser de que alguien esté trabajando en eso y no me haya dicho nada y después me lleguen con una oferta. Lo de Fernando (Salazar), me enteré por ustedes en esta rueda de prensa, no tenía ni idea, pues agradecerle la intención, si su intención es abrirme las puertas, pues se estudiará la posibilidad. Yo quiero seguir jugando, vamos a ver qué puertas se abren”.

Sobre el momento que más se quedó en su corazón después de tantos años:

“Yo soy de las personas que insisto que el corazón tiene para darle amor a todo el mundo, no es una sola persona y de igual forma, momentos que quedan en el corazón pueden ser todos, obviamente los cuatro títulos, cada uno sintiéndose como si fuera el primero pero significando cosas distintas. El primero por la gran sequía, el segundo por el rival al que se le ganó, el tercero que se venía buscando hace casi seis o siete años y este porque fue el último; todos tienen un ingrediente especial. Me quedo con todas las personas que pude conocer durante estos nueve años, las personas de la oficina, los hinchas y los grandes amigos que me dio esta institución que son las cosas que verdaderamente van a durar para siempre”.

¿Quedó con alguna deuda?

“Deudas ninguna. Siempre salí a la cancha como si fuera mi último partido y de hecho terminé jugando mi último partido sin saber que iba a ser mi último partido, pero lo jugué como tal y por eso no tengo ningún tipo de remordimiento, no me arrepiento de nada, estoy feliz de que mi vida haya hecho parte de este club, de poder quedar grabado en la historia y a lo mejor vendrán otras épocas de David González ya no como jugador sino como técnico. Esperaremos”.

Sobre el mensaje de su compañero y amigo Mauricio Molina, en el que expresó que “algunas veces el fútbol no conoce la justicia y no conoce la gratitud”, ¿Piensa David González que hubo injusticia con él?

“Definitivamente no lo siento como una injusticia, siento que nadie es indispensable en ningún club. Soy un jugador de fútbol y el equipo tiene la potestad y el derecho de decidir quién hace parte y quién no de un proyecto deportivo. No lo veo como una injusticia, si hay que decir que el fútbol te trae más tristezas que alegrías, a no ser que seas como Messi que queda campeón todos los años, pero hay momentos difíciles, momentos de no clasificar, de perder una final, momentos que duelen. Obviamente salir del Medellín duele, es una cicatriz que va a quedar ahí por siempre, depronto no salir de la forma en la que a mí me hubiera gustado salir, pero no lo considero una injusticia, la vida sigue, la vida te lleva por diferentes caminos, la vida en este momento me está llevando por un camino distinto y a pesar de que me duele, me intriga y me apasiona lo que pueda venir de aquí en adelante, sea cual sea el destino adonde me lleve, sea en esta ciudad o sea en otra, o en otro país, siendo jugador o técnico, sea lo que sea, simplemente voy de la mando de lo que la vida me vaya tirando, agradecido y contento”.

¿Cómo recibió todos los mensajes de afecto y cariño de los compañeros en las redes sociales?

“Lastimosamente desde hace tres o cuatro meses cerré mis redes sociales, entonces no me di cuenta de todos los mensajes. Recién mi esposa esta mañana me empezó a mostrar los mensajes de Andrés Ricaurte, Bryan Castrillón, “Titi”, Jaime Giraldo, Pertuz, el de Mao si lo había visto; sé que hay muchos otros que deben haber mandado mensajes y es como que cobra sentido eso que uno le escucha decir a los técnicos que la mayor rescompensa es que un jugador después reconozca que aprendió algo de él. Cobra sentido porque yo mirar esas imágenes y esos mensajes y sentir que esas palabras salen verdaderamente del corazón de esos muchachos que supieron aprender, que supieron valorar muchas de las cosas que yo les quise enseñar, no tiene precio, es espectacular”.

Contó también David González sobre cómo fue la historia de la última renovación. Impactante y realmente decepcionante el manejo, con un tipo que representa los valores que debe tener un futbolista profesional.

“Era una época en la que mi contrato terminaba. Me llamaron a renovar, hablamos, llegamos a un acuerdo que era un contrato de dos años, estrechamos manos, pero eran pasadas las 6:00 p.m. y no había quien redactara el contrato para firmarlo y al otro día nos íbamos temprano a Barranquilla y después viajábamos a Chile a jugar contra Palestino. El mensaje fue “cuando vengas de Chile firmamos porque no hay quien haga el contrato en este momento”. Lastimosamente en Barranquilla nos metieron tres goles, en Chile el resultado sí fue bueno y durante esa semana a lo mejor me faltó a mí un poquito de astucia de ir a firmar el contrato inmediatamente pero esperamos después del partido con Palestino (de local) en el cual quedamos eliminados por penales; y cuando fui a la oficina a firmar el contrato ya me dijeron que las condiciones cambiaban, que no se me podía dar los dos años, sino uno solo, que realmente se convertirían solo en seis meses porque yo tenía contrato seis meses más y me estaban renovando por un año. Eso fue lo que pasó”.

Se reiteró durante la rueda de prensa por todos los periodistas el agradecimiento a David por su buena disposición siempre, su respeto al trabajo de la gente, su profesionalismo y amabilidad.

“Gracias por esos mensajes, eso se lo debo a mis papás que están allí sentados. Es la forma en que crecí y la forma en que me enseñaron a ser y así va a seguir siendo”.

Sobre los momentos difíciles:

“Efectivamente han sido muchos momentos difíciles también. No solo en esta última etapa sino al principio, de 2002 a 2005, en esa época en que se acostumbraba a salir en tanqueta. Épocas muy difíciles”.

¿Por qué sale del equipo? De parte de la directiva no están claros los argumentos y eso nos genera una gran duda (a los periodistas):

“Tengo que ser muy sincero. Yo tengo la misma duda. Si el tema hubiera sido económico, a mí se me hubiera ofrecido depronto una rebaja de salario o simplemente me hubieran dicho ‘Hay esto. Lo toma o lo deja’. Pero, ni eso. Lo único que hubo fue un ‘gracias por estos cinco años pero hasta aquí llegamos’. De todas maneras no vale la pena, es parte de un ciclo, había desgaste. Me parece que sigue siendo un momento… no digamos que ideal… porque yo nunca creí en eso de ‘retirarte en tu mejor momento’, o sea, si todavía te sientes con capacidades para jugar, seguís jugando, y por eso lo pienso seguir haciendo. Pero no hay que mirar atrás con remordimientos ni con rabias, ni nada, las cosas pasan porque tienen que pasar. Es posible que sí hubiera sido bueno un panorama claro de por qué pasó, pero ya está, seguimos hacia adelante, vendrán cosas no sé si mejores pero por lo menos cosas que vamos a tratar de disfrutar de la mejor manera y ojalá que nos lleven por un buen camino”.

Referente a sus sueños, tras la decisión de los directivos del equipo:

“Sueños pueden haber muchos, obviamente mi historia con Medellín creo que no va a temrinar acá. Es una historia de cariño y respeto, ojalá en algún momento pueda volver. Por ahora se abren nuevos panoramas, muchas veces aferrarse a un sueño no es muy saludable porque el día que no se cumple genera frustración y no es mi manera de ir por la vida frustrarme por cualquier sueño que no se cumpla. Trataré de vivir el día a día, obviamente seguiré preparándome en algo que me apasiona mucho que es dirigir en algún momento. Si se da la oportunidad de volver al Medellín seré seguramente muy feliz de poder venir y desarrollar ese sueño en este equipo y sino pues no pasa nada, seguiré adelante”.

Terminada la ronda de preguntas, aplauso interminable de agradecimiento por su educación, su don de gente, su respeto por el trabajo de todos, su amabilidad y humildad.

Sin ninguna duda lo digo, la clase de futbolista PROFESIONAL, que todo club desearía tener.

*Crédito para todos los colegas y amigos por sus preguntas y participación.

@tiagoaristi
#EBdT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *